Blogdmae degenración macular por edad

La degeneración macular es una alteración degenerativa de la parte central de la retina conocida como mácula, que es la responsable de la visión central. En la actualidad, la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es la principal causa de ceguera legal en personas mayores de 65 años en países desarrollados.

La mácula es la parte de la retina que permite leer, ver la televisión o reconocer las caras de las personas. Aunque la visión periférica se mantiene, y permite desenvolverse para caminar, es muy invalidante, ya que, al no tener visión central, limita muchas de las actividades cotidianas.

En los estados avanzados se pierde la posibilidad de leer, ver TV, consultar el teléfono móvil, ordenador y la calidad de vida de la persona de presenta DMAE empeora mucho.

La DMAE avanza en fases y su desarrollo es lento. Empieza por un ojo y un alto porcentaje de afectados lo desarrollan en los dos ojos. Los síntomas iniciales se enmascaran porque el otro ojo suple al afectado de manera que es posible que hasta que no estén los dos ojos o la enfermedad avanzada, la persona no se de cuenta que pierde visión.

Además, es muy fácil confundir las pérdidas de visión por otras enfermedades oculares propias de la edad como las cataratas o simplemente por envejecimiento del ojo y no prestarle la debida atención.

Es una enfermedad que afecta sobre todos a personas mayores por eso es aconsejable someterse a revisiones oculares especialmente en personas con antecedentes y ante cualquier cambio en la visión. En la actualidad no hay una cura eficaz sólo tratamientos para que su evolución sea lo más lenta posible.

En COR los optometristas disponemos de herramientas sencillas y no invasivas, como la rejilla de Amsler, para detectar los primeros síntomas de la enfermedad y no es necesario más que una visita. En unos segundos podemos detectar si ya hay pérdida de visión central, que es uno de los síntomas más característicos de la DMAE, y derivar al especialista para que pueda actuar lo antes posible.

Puesto que nuestra población en España está envejeciendo es de esperar que esta enfermedad sea más frecuente, se calcula, según algunos estudios, que para 2050 medio millón de españoles pueden tener DMAE.